Recicla Cultura. Intercambio de culturas

 Recicla Cultura es una iniciativa de la Fundación Servei Solidari que promueve la donación de libros para que podamos adquirirlos, en días como el de hoy, Sant Jordi, por un precio simbólico.  El objetivo de esta iniciativa no es otro que el de financiar los cursos de alfabetización y de acogida socio-lingüística para millones de personas que sufren exclusión social, y que por falta de alfabetización ven limitadas sus oportunidades para participar en la vida cultural, social y política.

Tu libro puede ser parte de la historia de Mohamed.

Para esta jornada de Sant Jordi que hemos vivido hoy, Recicla Cultura ha desplegado sus puestos, sus paradas de libros en diversas poblaciones catalanas, pero la fiesta empezó ya durante la semana pasada, solicitando la colaboración de empresas como la nuestra, invitándonos al espacio que abrió en Vía Augusta 29 para que nos uniésemos a ellos en una jornada festiva que, con algunas excepciones, siempre se celebra en días laborales.

Una de las claves del éxito de Sant Jordi es precisamente ésta, que tiene una magia especial porque pese a que se trata de un día no festivo, echa a la calle a miles y miles de personas para que seamos nosotros, con nuestra actitud, los que hagamos que sea una auténtica fiesta que destaque por el intercambio de rosas y lo más importante,  un intercambio de cultura en forma de libros.

Recicla Cultura es lo que promueve, un intercambio de culturas, un intercambio de libros, un reciclaje que más allá del éxito de las ventas, del balance que se está haciendo ahora y que terminará en las próximas horas. Recicla Cultura es una iniciativa que es otra fiesta, distinta y complementaria de la otra, un Sant Jordi al que nos apuntamos cada año para que que los libros sigan siendo parte de la historia de todos.

Que todo cambie para que todo siga igual

“Que todo cambie para que todo siga igual” es la gran frase de la novela “El Gatopardo”, obra del siciliano Giuseppe Tomasi di Lampedusa, ambientada durante los revolucionarios y cambiantes días de la Unificación Italiana de 1861.

Lampedusa es también autor de un relato titulado “Lighea”, el cual narra la intensa historia de amor vivida en el verano de 1938 entre un joven y bellísimo profesor de griego y una bestial, por hermosa, sirena llamada Lighea. La sirena, con el cambio de estación regresa al mar para no volver, pero el profesor la recordará toda su vida. Quizá sólo es un cuento, pero la juventud hace posible que el profesor pueda sentirse como un Dios y amar así a una sirena.

ligeia-150
Lighea. Ilustración a partir del relato de Lampedusa | Acuarela de Marketa Smetanova

Juventud es creación, la inventiva que permite que sean jóvenes precisamente aquellos que diseñen aplicaciones como Facebook, Instagram y muchas otras. Son herramientas que no sólo usan las jóvenes generaciones, sino también las de nuestros mayores, como publica el portal de la sociedad de la información de Andalucía en su blog Andalucía Digital. La gente mayor utiliza la tecnología para estar activa en la nueva sociedad digital y para integrarse, también, en el mundo de sus familiares. Las abuelas quieren seguir unidas a sus nietos para no perder la relación con ellos, para saber qué hacen, qué es de sus vidas, y mantener así conversaciones en las que seguimos contándonos lo mismo de siempre pero de una manera distinta.

En esta revolución tecnológica que estamos viviendo hoy, todo está cambiando para que todo, o algunas cosas, sigan funcionando igual, porque los que ahora son nuestros mayores quizá no sólo quieren estar conectados con sus nietos, sino también sentirse como ellos, como jóvenes y bellísimos dioses en busca de sus sirenas.

Nostalgia para seguir creciendo

“Nostalgia es la tristeza melancólica originada por el recuerdo de una dicha perdida”

Esto según la Real Academia Española, pero vamos a ver qué dice el mercado sobre la nostalgia.

Actualmente, no hay ciudad que no celebre una feria anual dedicada al disco. Basta con acercase a cualquiera de ellas para observar que el protagonista del evento es el antiguo disco de vinilo. ¿Antiguo? Exacto, pero de la misma forma sorprende la cantidad de reediciones que en este formato pueden verse en grandes almacenes donde, a los pocos días de la muerte de David Bowie, por ejemplo, se podía encontrar casi toda su discografía editada en vinilo. Y para escucharlos que nadie se preocupe, porque aunque han desaparecido los viejos platos de las tiendas de segunda mano, se pueden comprar nuevos tocadiscos en Internet, donde los hay de todos los colores.

¿Y la máquina de fotografías  instantáneas, a la que llamábamos por el nombre de una marca, Polaroid ? No sólo es que se venda de nuevo, sino que incluso existen establecimientos especializados en estos modelos de cámaras instantáneas. Pero la que se lleva el primer premio a la nostalgia es Nintendo.

supernintendo-consola-nintendo-antigua-nes
Consola original de 8-bits. 1987 | Foto: Página oficial Nintendo

En prácticamente todos los medios de comunicación, se ha anunciado estos días que la casa Nintendo ha reeditado una nueva versión de su antigua consola de vídeo juegos de 8-bits. El anuncio, sin embargo, ya ha quedado desfasado porque según publica La Vanguardia, se han agotado en todo el mundo. Pero no pasa nada, porque si alguien se ha quedado sin juguete podrá conseguir en breve todos los antiguos juegos gracias a una aplicación que podrá descargarse en el móvil.

El mercado crece y todos somos más felices porque la nostalgia es melancolía, sí, pero de tristeza nada de nada.

 

 

 

 

 

World Press Photo Foundation. Libertad de Expresión

La World Press Photo Foundation  fue creada hace 60 años por un grupo de fotógrafos holandeses para celebrar algo más que un premio anual de fotografía. Su meta era y es la de promover el fotoperiodismo, el periodismo gráfico, género nacido a finales del siglo XIX y que inevitablemente relacionamos con conflictos bélicos y políticos.

Desde sus inicios, World Press Photo Foundation divulga un periodismo independiente que cubre nuestra necesidad de ser informados. Es pura libertad de expresión, difundida mediante imágenes como la que resultó vencedora en su último certamen.

hope-for-a-new-life-warren-richardson_df44bb70-da84-11e5-91550204d9902a1f

“Hope for a new life” |Foto: Warren Richardson

La imagen fue tomada por el fotógrafo freelance australiano Warren Richardson en el paso fronterizo entre Serbia y Hungría la noche del 28 de agosto de 2015. Después de haber acampado junto a los refugiados durante 5 días, el autor captó este instante a las tres de la madrugada, con la luz de la luna como única iluminación, sin flash, para evitar ser descubierto por la autoridad de turno.

La situación de “Esperanza para una nueva vida“, título de la fotografía, se explica por sí sola. Sin embargo, y aunque hay la costumbre de decir que una imagen vale más que mil palabras, yo tuve que leer las que aparecían en la exposición para corregir mi primera impresión, la que erróneamente me llevó a creer que se trataba de una fotografía de la Guerra Civil Española. Fue un amigo quien me indicó que la actualidad de la instantánea la marcaba la impecable calidad de los alambres de espino. Efectivamente, los protagonistas son un refugiado y su bebé sirios, pero podrían serlo de cualquier país y cualquier época. Libertad de información, antes y ahora.

El World Press Photo se celebra en Barcelona desde el 10 de noviembre hasta el 11 de diciembre de 2016 en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB).

John Coltrane. Pasos de Gigante

Pasos de Gigante, o Giant Steps en su título original, es el álbum con el que John Coltrane empezó a reescribir la historia del jazz moderno. Coltrane todavía era miembro de la banda de Miles Davis, a la que pertenecía desde 1955, cuando realizó las primeras sesiones de Giant Steps para el sello Atlantic en mayo de 1959.

Miles Davis supo que debía contratar a Coltrane desde que le escuchó por primera vez para formar su quinteto, una banda estable que empezaría a firmar contratos y a llenar hojas en la prensa, a provocar largas colas de espectadores, Frank Sinatra entre ellos, a encender a un público que quería ser testigo de aquel nuevo sonido. Pero la adicción de Coltrane a la heroína, lacra de los músicos de jazz de aquella década,  provocó la crisis, su expulsión del grupo que le había dado a conocer, que le había hecho crecer.

john-coltrane-modificat

John Coltrane. Sesión de Giant Steps. 1959 | Foto: Lee Friedlander

El primer paso de gigante de Coltrane fue darle una patada a la heroína, de la que se desenganchó en el acto. Aquella estúpida adicción no iba a convertirse en una barrera, en algo que pudiera bloquear su crecimiento, porque de eso se trataba, de crecer. Coltrane, totalmente limpio,  se unió de nuevo a Davis pero para dejar de ser su aprendiz.  Su sonido había cambiado y su música había madurado de tal manera que Miles no pudo retenerlo por mucho más tiempo, y nadie podía retener tampoco a alguien que andaba a pasos de gigante. Coltrane aprendió con el mejor y después de ello supo leer como nadie su futuro, improvisando sólo en la melodía y en los solos de su instrumento y no en la vida, mejorando hasta lo indecible para dejar de ser el aprendiz y convertirse en el maestro.

 

Una nueva luz

No deja de ser paradójico que durante una tormenta eléctrica nos quedemos, precisamente, sin electricidad. Cuando esto ocurre de noche, el cielo queda recortado en un gris metálico precioso, pero insuficiente para iluminarnos. Entonces parece que la vida se interrumpe y los hogares quedan mudos y completamente a oscuras. En ese instante, cada uno podría seguir con lo suyo si los móviles y los portátiles tuviesen suficiente batería, pero en lugar de eso nos buscamos, nos reagrupamos. La familia a la que pertenezcamos se reunirá en una sola habitación formando un núcleo, centro en el que se prenderán velas para hablar en apretados círculos mientras esperaremos a que regrese la luz y reanudar así nuestras pequeñas rutinas nocturnas.

En ocasiones se producen apagones de una naturaleza bien distinta, interrupciones que surgen por fenómenos que nada tienen que ver con el cielo y que no siempre se pueden controlar. Son apagones que se pueden dar en la  empresa, en la vida laboral, que dejan a quienes  la sufren en penumbras durante un tiempo que no es posible controlar. De ocurrir esto, y después de la sorpresa inicial, a mi entender se podrían cometer dos errores.

1782373_10151940627587887_1763439211_o
En solitario, es inalcanzable |Foto: Daniel García Bordas.

El primero sería esperar a que la luz regresase por sí sola, porque no lo hará.  El segundo error que se cometería sería funcionar de manera distinta al ejemplo anterior.  En la actuación ideal, cada uno de los afectados debería abandonar su portátil, aquel rincón que a oscuras seguiría pareciendo una zona de seguridad, para reagruparse. Porque el éxito de la búsqueda de la nueva luz estará ahí, en conseguir como grupo que esa situación cambie para que todo vuelva a un estado similar al anterior al apagón. No será fácil, pero se puede lograr si llegado el caso se actúa como un elemento vital. Como un núcleo.

 

 

 

Presidente Trump

Evidentemente, no conozco a Donald Trump, candidato republicano en las próximas elecciones de Estados Unidos. No obstante, y visto desde la distancia, creo que es de ese tipo de personajes que actúan siempre por su cuenta, de los que además se encuentran cómodos en la controversia.

Ahora hace casi un año, tras la presentación de su candidatura a la presidencia de Estados Unidos en Nueva York, fue acusado de contratar a un grupo de actores para que le jaleasen durante la celebración del evento a razón de 50 dólares por dos horas de “claca“, palabra que utilizamos en Cataluña para referirnos a los aplausos programados por el conferenciante de turno. Pero con quien no parece llevarse tan bien es con la prensa escrita, con los escritores en general . Según publica La Vanguardia, Trump se ha referido a los periodistas como “los peores seres humanos que conozco”. La respuesta la hemos obtenido por dos cauces distintos que vienen a ser el mismo.

A young supporter holds up a campaign sign for U.S. Republican Presidential candidate Donald Trump at Madison Central High School during at a campaign rally in Madison, Mississippi March 7, 2016. REUTERS/Rick Guy
Campaña de Donald Trump en Madison, Mississippi. | Foto: REUTERS/Rick Guy

Por una parte, este martes 400 escritores norteamericanos, Stephen King entre ellos publicaron una carta dirigida al pueblo de Estados Unidos en la que alertan de la amenaza que significa Trump, alguien que denigra a las mujeres y a las minorías en general. Por otra, 67 intelectuales hispanoamericanos residentes en España, Estados Unidos, México y América Latina han publicado un manifiesto en idéntico sentido.  La lista completa de autores y el manifiesto, en El País.

Todo esto me recuerda lo que me contó una amiga norteamericana sobre aquel otro presidente de Estados Unidos, George W. Bush. Nadie le reconoció jamas a mi amiga haber votado a Bush, y pese a ello, fue presidente durante dos legislaturas consecutivas. Ahora está pasando algo similar. No hay nadie que no se sienta horrorizado por el personaje en cuestión, pero él va haciendo.

Miles Davis. Un paso por delante

Siempre en constante evolución, el trompetista y compositor Miles Davis publicó en 1957 el disco Miles Ahead, para el sello Columbia. Lejos del formato de quinteto que había admirado a público y crítica, Davis reunió en el estudio a 19 instrumentos de viento que, bajo la dirección y arreglos de Gil Evans, crearon un nuevo clásico del jazz moderno.  Miles Ahead, que podría traducirse como “Millas por delante“, es mucho más que un juego de palabras, es la definición de un músico que siempre estuvo un paso por delante de los demás, alguien que por convicción nunca miraba hacia atrás.

miles-in-mono
Miles Davis. Grabación de “Miles Ahead” 1957 | Foto: Don Hunstein.

Todavía inédita en España, Don Cheadle ha dirigido y protagonizado Miles Ahead , película que repasa los momentos más significativos del Davis hombre y músico. La excusa es una entrevista que el trompetista concedió a cierto reportero en 1979, cuando ya estaba metido de lleno en el jazz fusión, otro paso adelante en su carrera discográfica. Pero la atención de la conversación entre ambos se centra en las grabaciones de las sesiones de los años 50.

En su autobiografía, Miles narra que en 1983 recibió un tributo por su carrera en el Radio City Music Hall, con el lema “Miles Ahead. Tributo a una Leyenda de la Música Americana”. En el homenaje, se encontraban algunos músicos que habían tocado con él precisamente en la década de los 50, y alguien propuso que lo hiciesen allí de nuevo. ¿Respuesta de Davis? “No pude hacerlo porque soy incapaz de volver atrás”.

Miles Davis, exigente al máximo consigo mismo, dándonos una lección de superación que podríamos aplicarnos no solo en el ámbito personal, sino también en el de la empresa. Es imprescindible desarrollar nuevas ideas usando nuestra creatividad con los medios necesarios, para estar siempre un paso por delante, para estar siempre millas por delante.

Puertas abiertas

Una jornada de puertas abiertas es una fiesta, la invitación anual de las escuelas para darnos a conocer su luz, el alma que vamos descubriendo padres e hijos a medida que nos dejamos acompañar por el patio, por bibliotecas y aulas donde tomaremos asiento. Es entonces cuando los mayores nos sorprendemos. Sentados de nuevo en los pupitres, observamos que ahora son otras puertas las que se abren, las de nuestra infancia, puertas temporales que nos muestran un pasado al que hemos regresado por unos pocos minutos.

escuela-clot
La hora del patio, en la Escola del Clot | Foto: web de la escuela.

Una jovencísima profesora nos presenta las actividades que ofrece la escuela, la ayuda que promete a nuestros hijos e hijas, que lo observan todo con un rigor extraordinario, porque es de su futuro de lo que se trata. Los mayores, en cambio, hemos creado pequeños círculos en los que intercambiamos nuestras dudas y sí, volvemos a formar el antiguo corrillo que no escucha a la profesora, adultos que no atienden y que finalmente levantarán un dedo para preguntar precisamente sobre aquello de lo que se estaba hablando hace nada. La profesora sonríe y aclara las dudas a los mayores, porque los jóvenes nos pasan la mano por la cara en más cosas de las que nos imaginamos.

Una jornada de puertas abiertas es para muchos un retorno a sus tiempos de estudiante, a un pasado de treinta años atrás. Sin embargo, para otros se acaba de abrir otra puerta, la de la nostalgia de lo que no fue, la frustración por no haber aprovechado la oportunidad que ésta u otra escuela nos había brindado, la invitación a crecer entre sus paredes y que ahora, cuando te abre las puertas en esta jornada de abril, descubres que te estás dando de bruces con el tiempo perdido.

Símbolos

Wilbur Marshall Urban, filósofo nacido en Pennsylvania en 1873, ante la complejidad de los filósofos modernos para tratar los diferentes tipos de símbolos, los cogió a todos y los clasificó en tres grupos.

En el primero clasificó los símbolos arbitrarios, que son aquellos que relacionamos con la simbología científica. En segundo lugar los descriptivos, para el arte y la religión, y en el último grupo clasificó los símbolos penetrativos, que son aquellos que dan un mensaje perceptible pero que suelen mirar hacia otro lado. Es decir, conviven entre lo que dicen y lo que sugieren.

Cuando los de mi generación éramos unos críos, lo pasábamos en grande con una serie policiaca llamada Starsky y Hutch. Los que recordáis la serie original quizá recordaréis también el calzado del detective Starsky, el moreno. En efecto, las zapatillas de Starsky eran unas Adidas modelo Superlight 1976, calzado que le permitía correr como una cebra por las calles de una ficticia y sucia California.

Starsky_Hutch-300x212
Las Adidas SL76, modelo utilizado por Paul Michael Glaser, Starsky.

Nunca tuve las zapatillas de Starsky. Las Adidas azules de tiras blancas eran prohibitivas para muchas familias de entonces, y en mi caso, cuando se daba la oportunidad vestía deportivas azules con dos bandas, o con cuatro bandas blancas, pero nunca con tres. En aquel tiempo desconocía que esta marca era un gigante de la industria deportiva y poco podía imaginar que las ventas para el año 2015 llegarían a la cifra de 634 millones de euros como publica hoy el eleconomista.es  , cifra que significa un 29,3% más de ventas respecto 2014.

¿Qué buscaba yo realmente en 1976? Seguro que sin saberlo buscaba aquello que la marca alemana quería que me llegase, un mensaje de potencia, de velocidad, y por qué no decirlo, también de simpatía. Porque Starsky era el policía guay. Como la marca.